Noticias

Inicio » Noticias
05 de enero de 2020

TRIBUNA LIBRE DE NUESTRO PRESIDENTE: "LA SEGURIDAD SOCIAL YA ESTÁ DESHAUCIADA Y SIN FONDOS"


TRIBUNA LIBRE DE NUESTRO PRESIDENTE: La factura mensual de las pensiones es de 9.754,8 millones de euros/mes, salvo los meses de pagas extras que se pone en 19.517,8 millones, con vencimientos de Junio y Diciembre, lo que supuso solo en jubilaciones 6.963 millones de euros en el pasado mes de Diciembre, y todo este montante,  para los seis millones de pensionistas que tenemos por jubilación, pues contando con las de viudedad, orfandad, incapacidad permanente y en favor de familiares, todo se convierte en un record de 9,8 millones de pensionistas.

En estos momentos, donde tenemos en España prorrogados los Presupuestos Generales por cuarta vez en cinco años,  la situación se hace insostenible para el sistema público de pensiones, pues la deuda por préstamos que el Estado tiene concedida para el pago de las pensiones es de un 78% superior a la ya existente al finalizar el 2017, es decir, que a finales del pasado 2019 la deuda  ha superado  los 56.000.- millones de euros para el pago de las pensiones, quedando solo en el Fondo de Reserva,  que creó el entonces Presidente Aznar,   solamente unos 5.000.- millones de euros, lo que con ello no se llega ni al pago de una mensualidad.

La única salvación para obtener  ingresos es la creación de empleo, pues este gasto  de las pensiones está en el 12% del PIB y esos  ingresos tienen que venir de nuevas altas, lo que se demuestra que el panorama es letal, ya que la Seguridad Social debe en estos momentos al Estado más del doble de lo endeudado por todos los Ayuntamientos españoles.

En estos momentos, ante la inestabilidad política nacional, el empleo  se está mermando  y los despidos están creciendo de manera preocupante, pues se habla de una derogación  de la reforma laboral del 2012 y eso no consolida ni hace crecer la contratación, sino todo lo contrario y más aún con las jubilaciones anticipadas, lo que hace que  se hunda más el sistema público de pensiones que está provocando un nuevo máximo histórico del gasto.

Hoy los empleadores no tienen confianza, tienen miedo por lo que les viene y atisban del futuro político, lo que hace que baje el consumo y las inversiones y,  de camino, nos hará más pobres y   a los pobres los convertirá en vulnerables mendigos, donde la incertidumbre roza el pánico.

Estamos ante una caída de los mercados. Europa nos exige más ahorro y previsión en nuestros proyectos y desgraciadamente, con los antecedentes de un Gobierno  que ha estado en funciones lo nunca visto y con los gestores de ese Gobierno futuro,  que asusta    y no dan confianza, el oxígeno le falta al sistema de la Seguridad Social y por desgracia, por mucho tiempo, pues de pan y circo no se vive ni se puede afrontar los compromisos sociales y menos aún un sistema público de pensiones que tiene que garantizar la estabilidad, tanto actual  como futura, para millones de españoles.

José Blas Fernández SánchezPresidente del Excmo. Colegio Oficial de Graduados Sociales de Cádiz

Presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Graduados Sociales

26 de diciembre de 2019

LA MINISTRA DE TRABAJO ASISTE AL PLENO DEL CONSEJO GENERAL DE GRADUADOS SOCIALES DE ESPAÑA


LA MINISTRA DE TRABAJO ASISTE AL PLENO DEL CONSEJO GENERAL DE GRADUADOS SOCIALES DE ESPAÑA

El pasado viernes se celebró en Madrid la última reunión plenaria de 2019 del Pleno del Consejo General de Graduados Sociales de España, donde se trataron diversos asuntos de gran interés para la profesión y en el que estuvo presente nuestro presidente, José Blas Fernández Sánchez.


Asistió a esta jornada de trabajo la Ministra de Trabajo, Migración y Seguridad Social, Magdalena Valerio Cordero.

 

La reunión plenaria, presidida por el presidente del Consejo, Ricardo Gabaldón, abordó diversos temas de importancia para nuestra profesión.
17 de diciembre de 2019

«LA INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO NO ES DISCAPACIDAD», POR ENRIQUE GARCÍA TOMÁS


«LA INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO NO ES DISCAPACIDAD», POR ENRIQUE GARCÍA TOMÁS La obligación del 2% de cuota de reserva de empleo para personas con discapacidad que tienen las empresas de más de cincuenta trabajadores no se puede cumplir, desde diciembre de 2018, con la contratación de titulares de pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez de la Seguridad Social o pensionistas de clases pasivas por jubilación o retiro por incapacidad permanente para el servicio. La cause es que el Tribunal Supremo sentenció en noviembre de 2018 que tales pensionistas no tienen la  consideración de personas con discapacidad. Aunque la Ley de Derechos de las Personas con Discapacidad les reconozca un grado de incapacidad igual o superior al 33% a los efectos de aplicación de algunos beneficios, como son las bonificaciones de las cuotas de la Seguridad Social por su contratación o poder ser empleados de forma temporal como fomento de empleo establecido para las personas con discapacidad. Aparte de otorgarles la legislación tributaria una reducción en la base imponible del IRPF.
La jurisprudencia del Tribunal Supremo considera que la aplicación de esos beneficios, entre otros, por equipararse la incapacidad para el trabajo a la de un grado de minusvalía de al menos el 33%, no da a sus titulares la condición de discapacitado, que ha de ser reconocida por el organismo competente de cada comunidad autónoma. Por lo cual, además de no poder ocupar un puesto de la mencionada cuota de reserva, tampoco pueden ser colocados en centros especiales de empleo.
No obstante, por el principio básico de seguridad jurídica recogido en el artículo 9.3 de la Constitución Española, no pueden ser revisadas las situaciones que hayan adquirido firmeza. De manera que quienes hubieran sido contratados antes de diciembre de 2018 atendiendo a su considerando como personas con discapacidad por ser titulares de una pensión de incapacidad permanente de la Seguridad Social o de jubilación o retiro en clases pasivas por el mismo motivo, pueden mantener la condición de persona con discapacidad a todos los efectos. Al menos hasta que, para una mayor seguridad jurídica y en beneficio del propio colectivo de personas con discapacidad en cuanto a su acceso a las distintas medidas de fomento del empleo, se lleven a cabo las modificaciones legislativas necesarias para definir uniforme y  coherentemente dicho colectivo.
10 de diciembre de 2019

«MOCHILA AUSTRIACA PARA EMPRESARIOS», POR ENRIQUE GARCÍA TOMÁS


«MOCHILA AUSTRIACA PARA EMPRESARIOS», POR ENRIQUE GARCÍA TOMÁS

La “mochila austriaca”, una de las soluciones que plantea el Gobierno en funciones para la mejora de las pensiones futuras, podría servir como ejemplo  para que las empresas adoptaran un sistema de ahorro mediante el cual no temer las consecuencias que puede tener la contratación fija cuando hayan de proceder a un despido. 

 

EBanco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional  alertan de que la precarización y destrucción de empleo es un elemento  a considerar a corto plazo, mientras en nuestro país la última Encuesta de Población Activa confirma que la creación de empleo se ha frenado. Expertos en administración de empresas dan opiniones, pero no proponen nada concreto para que el legislador pueda tomarlo en cuenta. Así que como el tejido productivo  de España lo componen pequeños empresarios éstos toman decisiones en función de lo que creen que les es más beneficio o menos perjudicial y  ven con desconfianza el contrato de trabajo fijo porque impone compromisos que creen no podrán afrontar en el futuro, lo cual lleva en muchos casos a crear empleo precario, que tiene el peligro de no ser de calidad ni de incrementar la productividad.  

 

Como cada empresario deberá buscar el método que permita la pervivencia de su negocio y el mejor bienestar para sus empleadosse me ocurre que podrían adoptar la idea de la “mochila”, que funciona en Austria y que en febrero pasado el actual Gobierno incluyó en su hoja de ruta de reformas estructurales, lo cual ya había tratado de aplicar el equipo del presidente Rodríguez Zapatero. Se trata de una cuenta de ahorro individual configurada con aportaciones a nombre del trabajador  hechas por cada empresario para el que preste servicio y que pude ser rescatada en caso de despido o en el momento de la jubilación. En Austria se concreta en aportar un 1,53% del salario del empleado a un fondo privado de manera que el capital más los intereses son siempre propiedad del empleado.  

 

Al existir en España está la prestación por desempleo la mochila austriaca” no dejaría de ser un plan de pensiones, que se podría rescatar también por el cese en el trabajo. Esa puede ser la causa de que no se promueva en serio su implantación, pero los empresarios podrían adoptar la idea para tener perderle el miedo a la contratación fija. En lugar de contratar temporalmente con la obligación de indemnizar con 12 días (o los que establezca el convenio colectivo) por año de servicio, los cuales además no tienen los beneficios de las indemnizaciones, les convendría hacer contratos de duración indefinida, que, además de estar mejor vistos por los sindicatos y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, pagan menos cuota por la contingencia de desempleo. Porque, habida cuenta de que la indemnización por despido improcedente es de 33 días por año de servicio, con un máximo de 720 días, les bastaría con procurar un ahorro para cubrir posibles indemnizaciones. La forma de ir formando esa especie de “mochila austriaca para empresarios” podría ser aportando mensualmente a una cuenta específica el importe de tres días de salario de cada trabajador que contratasen. De esa manera en cualquier momento podrían contar con la cuantía correspondiente a un despido, si tuvieran que llevarlo a cabo; y si sólo quisieran ahorrar por la diferencia entre la indemnización por fin de contrato y la de despido improcedente, les bastaría con que lo hicieran con el importe de día y media de salario cada mes. Ahorro que en el peor de los casos tendría que ser durante dos años. 

ACCESO COLEGIADOS

Usuario:


Clave: